Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Share this Artículo
X

Babero de plástico con bolsillo

(0 opiniones)

A los seis meses inicia una nueva aventura porque tu bebé empieza a comer alimentos sólidos. Necesitarás de algunos utensilios pero los que no pueden faltar son los baberos. Hay baberos de todo tipo y la clave está en encontrar uno que sea práctico para la mamá y para el niño. Te recomendamos usar baberos de plástico ya que son súper útiles y manejables; y lo mejor es que podrás usarlos durante mucho tiempo porque son reajustables.

Miércoles, Marzo 9th, 2016

A los seis meses inicia una nueva aventura porque tu bebé empieza a comer alimentos sólidos. Necesitarás de algunos utensilios pero los que no pueden faltar son los baberos. Hay baberos de todo tipo y la clave está en encontrar uno que sea práctico para la mamá y para el niño. Te recomendamos usar baberos de plástico ya que son súper útiles y manejables; y lo mejor es que podrás usarlos durante mucho tiempo porque son reajustables.

Es un hecho que los baberos son imprescindibles en casi todas las etapas de desarrollo de un bebé. En los primeros meses, los baberitos de algodón son básicos, especialmente cuando después de tomar leche los bebés botan el famoso chanchito o un poquito de leche.

Pasan unos meses y redescubrimos su valor cuando a comienzan a salir los primeros dientes y comienza la etapa en que el bebé babea, babea y babea. En esta etapa son súper prácticos los que tienen una especie de tela impermeable por detrás que impide que la humedad se traspase hasta la ropita.

Pero cuando empiezan a comer las primeras papillas… ahí sí que sin babero es casi una misión imposible. Y es que no solo tienen que aprender a comer nuevos alimentos sino que también acostumbrarse a comerlos sentaditos y con cuchara, con lo cual que no te resulte extraño que solo una parte de la comida termine en su boca y el resto en…todos lados.

Para esta situación, son ideales los baberos de plástico semi-rígidos que tienen un práctico bolsillo “recoge-comida” para que la comida no se caiga al piso y tanto el bebé como el lugar donde comen se mantengan lo más limpiecito posibles.

Es muy práctico también porque son muy fáciles de limpiar y secar. Te olvidas de lavarlos a mano o en la lavadora y esperar a que sequen. Basta con pasarles un trapito húmedo o enjuagarlos con un poco de lavavajillas, secarlo y ya está listo para usarlo otra vez.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones