Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Share this Artículo
X

Decoración: todo tiene que estar listo

(0 opiniones)

Dentro de unas semanas, el bebé llegará al hogar. ¿Tienes todo preparado? Te recordamos qué detalles debes observar al momento de elegir su cuna, los muebles de su habitación y su ropa.

Martes, Febrero 2nd, 2016

Dentro de unas semanas, el bebé llegará al hogar. ¿Tienes todo preparado? Te recordamos qué detalles debes observar al momento de elegir su cuna, los muebles de su habitación y su ropa.

Desde que te enteraste de tu embarazo, has combatido la tentación de fundir la tarjeta de crédito para comprar al bebé el mejor dormitorio y un vestuario digno de un príncipe o una princesa. Los siguientes consejos te ayudarán a escoger buenas opciones sin arruinarte económicamente.

¿Qué muebles necesita su habitación?

Mobiliario de habitación de bebé, hay para todos los gustos y presupuestos. Pero antes de embarcarte en esta aventura, ¡abre bien los ojos!

La cuna debe garantizar la seguridad y el bienestar de tu bebé al momento de dormir:

- Colchón: tiene que ser firme y adaptarse al tamaño de la cuna. Si el colchón es más pequeño, el bebé corre el peligro de que se le traben las manos o los pies.

- Almohada: durante el primer año es recomendable que tu bebé duerma sin almohada porque esta podría asfixiarlo. A partir del segundo año, ya puede dormir con una almohada pequeña que no sea muy blanda.

- Cojín antivuelco: sirve para evitar que el bebé dé vueltas en la cama.

- Mantita y sábanas de algodón: es importante que sean livianas para que el bebé tenga movilidad mientras duerme. Si hace frío, vístelo con un pijama de cuerpo entero. Cuando haga calor, las sábanas de algodón o de lino son las mejores alternativas.

- Pinzas: sujetan las sábanas para evitar que el bebé se destape o se enrede entre ellas.

- Atrapasueños: te aconsejamos poner uno en su cuna con colores llamativos y música relajante para que se tranquilice y duerma rápidamente.

El cambiador debe llevar la mención "conforme a las exigencias de seguridad". Los modelos más prácticos llevan bolsillos laterales que permiten ordenar los accesorios necesarios para el cambio de pañales del bebé. Existen modelos plegables que son una buena opción para quienes disponen de poco espacio.
Es preferible elegir un mueble grande y práctico que varios muebles pequeños que ocupan demasiado espacio. Preparar una linda habitación de bebé es una gran idea, pero será mucho mejor si también es práctica.
Si compras muebles nuevos, instálalos semanas antes del nacimiento porque el pegamento y las pinturas pueden desprender olores fuertes o sustancias nocivas durante algunos días.

Ten cuidado si compras o reutilizas muebles de segunda mano. Asegúrate de que sean fuertes y seguros. Si, por ejemplo, recuperas la cuna que tuviste de pequeña, comprueba que sea suficientemente estable, que haya una distancia de 4,5 a 6,5 cm entre los barrotes y que tenga una altura de al menos 60 cm.

Recuerda también que existen muebles convertibles que se transforman a medida que el niño crece: la cuna se convierte en escritorio, el cambiador en cómoda… Representan una inversión mayor que los muebles clásicos, ¡pero es una inversión a largo plazo! Principio del formulario

Escoge bien la ropa

Antes de comprar la ropa para el bebé, ten en cuenta el mes que nacerá, porque el tipo de ropa cambia mucho según sea la estación. Otro consejo: evita comprar demasiadas prendas de talla 0 (para recién nacido) porque, si tu bebé es grande, pasará directamente a la talla 1. Por eso, unas cuantas prendas de tallas 0 y 1 serán suficientes para las primeras semanas. Aquí tienes una lista de la ropa imprescindible:

Bodys de algodón, de preferencia cruzados y con botones automáticos frontales: facilitan vestir al bebé, sobre todo al principio, cuando todavía no dominamos ese arte.
Pijamas de terciopelo o algodón suave. También son más prácticos si se abrochan por delante.
Según la época del año, una chaquetita de algodón o lana.
Calcetines para que el bebé conserve los pies calientitos.
Botitas tejidas por la abuela o de piel súper blandita.
Mantillas de algodón, que pueden servir de babero o trapito para dormir. Una idea: personalízalas con un pequeño detalle bordado en una esquina.
Y no te preocupes demasiado. Recuerda que van a regalarte mucha ropa para el bebé y que, en los primeros meses, lo más importante es su comodidad.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones