Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Share this Artículo
X

Mi cuarto mes de embarazo

(0 opiniones)

¡Cuatro meses de embarazo! Mientras tu bebé succiona su pulgar tranquilamente, eres víctima de repentinos antojos. Por eso, salta la pregunta: ¿qué puedes comer?

Martes, Febrero 2nd, 2016

¡Cuatro meses de embarazo! Mientras tu bebé succiona su pulgar tranquilamente, eres víctima de repentinos antojos. Por eso, salta la pregunta: ¿qué puedes comer?

El bebé está cada vez más activo, incluso puedes sentir cómo se mueve. Al principio, la sensación es muy leve, como si en tu vientre tuvieses burbujas o mariposas aleteando. Si aún no sientes nada, ten paciencia, pronto vivirás esa experiencia. Tu pequeño ya abre la boca, mueve los ojos, frunce el ceño, se lleva el pulgar a la boca ¡y lo succiona!

Los sentidos del bebé siguen desarrollándose. Su retina empieza a funcionar. El tacto se activa gracias a los corpúsculos de las zonas sensibles de su piel, pero habrá que esperar la semana 24 para que experimente estas percepciones táctiles. Será entonces cuando el sistema nervioso alcance la madurez suficiente. El olfato también va desarrollándose poco a poco, pero el bebé no podrá percibir los olores hasta el séptimo mes. También se inicia el aprendizaje del gusto, gracias a los sabores del líquido amniótico, que varían de acuerdo con lo que tú comes. Finalmente, a partir de la semana 15 de embarazo, el bebé empieza a oír. A través del líquido amniótico, percibe los sonidos de tu corazón, de tu estómago y, sobre todo, tu voz. Puedes empezar a hablarle suavemente para arrullarle.

¿Qué comer?

Se acabaron las náuseas y las aversiones alimentarias del primer trimestre. ¡Recuperas el placer de comer! Date gustos, pero no te excedas. Recuerda que, en este segundo trimestre, se calcula que aumentarás entre 300 y 350 gramos a la semana. Aunque en este aspecto no hay una regla general. Todo depende de tu organismo, estado de salud, metabolismo y otras características. El médico será quien tenga la última palabra respecto a tu peso.

Vigila especialmente tu consumo de yodo, mineral esencial para el buen funcionamiento de la tiroides. Se ingiere, principalmente, a través de la sal yodada, pero no hace falta que añadas más sal a tus alimentos. No dudes en preguntar al médico si quieres saber más sobre este tema.

La pregunta del mes: ¿qué puedo comer para combatir los antojos?

Cuando estás embarazada, es normal soñar con una torta de fresas o un suculento bizcocho de chocolate. Y quizá  esos antojos aumenten durante el cuarto mes de embarazo. Las responsables son, una vez más, las hormonas. ¿Hay que ceder? Sí, de vez en cuando, siempre que tu alimentación siga siendo variada y equilibrada. Para satisfacer tus ganas de dulce, lo ideal es optar por las frutas frescas o secas, los postres a base de leche y los yogures naturales. Elije los productos menos elaborados y en cantidades pequeñas. Por ejemplo, una porción de chocolate negro en lugar de una porción de pastel, ya que este último posee más azúcares y grasas.

Mientras continúa el desarrollo de los órganos vitales de tu bebé, te mueres de curiosidad de saber si será niña o niño. ¡Paciencia, la segunda ecografía está por llegar!

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones