Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Share this Artículo
X

¿Cómo evitar que mi pequeño tenga un accidente doméstico?

(0 opiniones)

Desde que puede desplazarse por toda la casa, solo quiere una cosa: tocarlo todo. No tiene miedo a nada y, sin embargo, sé que sus inagotables exploraciones pueden ser arriesgadas. ¿Qué medidas puedo tomar? Para evitar ese tipo de accidentes es preciso vigilar permanentemente a los niños, no olvides que podría ahogarse en pocos minutos, incluso en 20 cm de agua. Tanto si tienes una piscina enterrada como una sobre suelo, los dispositivos de seguridad son obligatorios.

Martes, Febrero 2nd, 2016

Desde que puede desplazarse por toda la casa, solo quiere una cosa: tocarlo todo. No tiene miedo a nada y, sin embargo, sé que sus inagotables exploraciones pueden ser arriesgadas. ¿Qué medidas puedo tomar? Para evitar ese tipo de accidentes es preciso vigilar permanentemente a los niños, no olvides que podría ahogarse en pocos minutos, incluso en 20 cm de agua. Tanto si tienes una piscina enterrada como una sobre suelo, los dispositivos de seguridad son obligatorios.

Ponte a la altura de tu pequeñín y observa... Las escaleras se convierten en montañas que escalar, los objetos a su alcance son descubrimientos apasionantes y no faltan tentaciones... Sin caer en la paranoia, está claro que tu acogedor nido puede transformarse rápidamente en un laberinto lleno de peligros para tu bebé. Por otra parte, resulta imposible seguirle todo el tiempo, por lo que algunas precauciones serán imprescindibles para evitar los peligros.

¡Más vale prevenir que curar!

La mejor manera de evitar los accidentes domésticos es prevenirlos. El bebé no es consciente de los riesgos que corre, por lo que es importante que le ayudes a descubrir el mundo y sus peligros. Explícale, por ejemplo, por qué no debe tocar la plancha o la puerta del horno.

La vigilancia de un adulto en todo momento también es esencial. No dejes nunca a un bebé solo, ya sea en el baño, en el auto o incluso en una habitación con la ventana abierta.

Apuesta también por los equipos diseñados específicamente para la seguridad del bebé en todas las habitaciones de la casa: protectores para enchufes, barrera de seguridad para las escaleras o la piscina, puerta de protección para el horno, protege esquinas de mesa, cuñas para puertas, etc.

Prevenir los accidentes en cada habitación de la casa

En la cocina sobran los peligros. Es ahí donde tiene lugar casi una cuarta parte de los accidentes domésticos. Para evitar la asfixia, las intoxicaciones y la ingestión de productos tóxicos, pon fuera de su alcance elementos peligrosos, como bolsas de plástico, productos de limpieza, cuchillos y medicamentos, entre otros.

Cuando utilices la cocina, no olvides orientar los mangos de las ollas y sartenes hacia el interior.

También verifica que la silla para comer sea estable, esté alejada de cualquier fuente de calor y que el bebé tenga puesto el arnés de seguridad cuando esté sentado en ella.

Elige para su habitación una cama segura. No permitas que tenga muchos peluches en la cama; con uno es suficiente. Tampoco hace falta demasiadas almohadas o mantas: un saquito de dormir para bebé o un pijama manta serán suficientes.

En el comedor y la sala, no dejes a su alcance envases cuyo contenido podría ser ingerido por el bebé. Evita las velas y protege las esquinas de los muebles donde podría golpearse.

Cuando lo bañes y lo cambies deberás tener a la mano todo lo necesario. Usa equipos de seguridad como tapices de baño antideslizantes y, sobre todo, no apartes la mirada de tu hijo durante el baño. En cuanto al botiquín, debe colocarse a una altura que los niños no puedan alcanzar y, por supuesto, debe estar cerrado con llave.

Tampoco dejes a su alcance las herramientas y los productos para jardinería (tijeras, fertilizantes, insecticidas). Si tienes piscina es necesario que instales dispositivos de seguridad.

Medidas de primeros auxilios

En caso de moretón, quemadura superficial, chichón o corte pequeño no pierdas la calma. La mayoría de esas heridas se pueden curar en casa. Un poco de desinfectante o de pomada calmante, un besito y el dolor pasará.

En casos más graves, llama a la Central de Emergencias de los Bomberos (116) para pedir consejo sobre las medidas a tomar o solicitar una ambulancia. Es recomendable dirigirse a un Servicio de Urgencia en los siguientes casos:

- Si el corte es profundo, la quemadura es extensa y/o si se sitúa en la cara.
- Si el bebé se ha introducido un cuerpo extraño en su nariz o ha ingerido un objeto.
- Si tras golpearse la cabeza tiene un comportamiento inhabitual: pérdida de la conciencia, vómitos, etc.
- Si ha ingerido medicamentos o productos tóxicos (sea cual sea el producto, no lo hagas beber nada ni le provoques vómitos).

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones